Laura y Mikel, boda en el Señorío de Beraiz

Debo reconocer que la fotografía de boda a veces es muy agradecida. Especialmente cuándo te toca contar la historia de una pareja como Laura y Mikel en un sitio como este. Eso sí, con la dificultad añadida que la preboda la hicimos en el mismo sitio, y por lo tanto había que hacer fotos diferentes. Aceptamos el reto, y ni siquiera el vendaval que hizo ese día pudo, ni por un momento, fastidiar la fiesta en el paraíso. Laura y Mikel es una de esas parejas que todos los fotógrafos de boda queremos, dispuesta a lo que haga falta y sobre todo con ganas de disfrutar ese día. Sed felices.