Boda en el Pirineo de Marta y Mariano

Mariano y Marta decidieron hacer su boda en una de las iglesias de Biescas, así que me llamaron desde Nueva Guinea para contratarme, eso ya me llamó la atención. La primera vez que vi a Mariano me impresionó, es un tío muy grande, de esos que ya de lejos ves que tienen un corazón igual. De Marta me impacto su eterna sonrisa, tan sonriente que pasa la mayor parte del tiempo con los ojos achinados, un gustazo. La boda mejor os la cuento en imágenes, con palabras no se me da bien, pero decir que trabajar en Biescas para mi es un placer y que el cariño con el que me trataron la pareja y toda su familia será difícil olvidarlo. Ahí van